Desde mi Buhardilla Mesonzoica
Buscando...
miércoles, 20 de mayo de 2015

El padre Pecador

EL PADRE “PECADOR”


Escultura del franciscano (Atrio Convento PP.FR.)
Cuando se inauguró la autovía que felizmente nos conduce desde nuestro pueblo a Murcia, o viceversa, se observó entre otras señales un cartel indicador que decía: “Arroyo del Padre Pescador”… sin duda aquello llamó la atención de muchos cehegineros que de toda la vida hemos sabido que aquel arroyo y puentecillo se le ha nombrado como …”del Pae pecaor”  o (Puente del Padre Pecador). Y nos preguntábamos: -"¿A ver si es que el nombre de la tradición oral estaba deformado y es Pescador…?"- Pero no, queridos amigos…, corregido el entuerto, en la actualidad indica su verdadero topónimo “Padre Pecador”.  O sea, se refiere al lego franciscano, Francisco Yáñez Espín, que no fue otro que el hijo de Restituto Yáñez, quien, a su vez, fue hijo del doctor Juan Yáñez Espín -como comentábamos en otra entrada referida en este blog-.
Este frailecillo, cuentan que fue un humilde y verdadero santo, un serafín de lo más ‘poverello’, según algunos datos aportados por el cronista local Abraham Ruiz y otros por Gortin. 
Fray Francisco fue conocido como el Padre Pecador, lego franciscano, autodenominado así como símbolo de su humildísima condición. Cuentan las crónicas que fue tan pobre que cuando falleció sólo encontraron en la celda una tarima desnuda y un pedazo de madero como cabecera, un crucifijo, un sombrero, unas disciplinas y un báculo. 
Llevaba el hábito siempre remangado: “…. para … -así decía-  estar pronto a donde le mandaran sus superiores”…. En la abstinencia solía quitarse la comida con gran contento, porque así tendrían más que comer los pobres que acudían a pedir al convento, aseveraba que no se comía su ración de carne de la comunidad porque la carne sólo era buena para los lobos y no para él. En su ejemplar vida solía invocar siempre a su ideal fray Junípero.
¿Por qué se conoce el famoso puente y arroyo del Padre Pecador?..., aquí recurrimos a Gortín, que escribe: “…el camino que hay entre Bullas y Cehegín es muy falto de agua y montuoso. En uno de sus largos recorridos pidiendo para sus pobres por los caseríos y aldehuelas, reparó que en el ribazo de una rambla brotaban unos lacrimales, lo cual indicaba agua cercana, empezó a ahondar en la tierra con su cayado, y observó una vena de agua dulce, que aun brota de vez en cuando y que es conocida como Fuente del Padre Pecador”. 
Y así fray Francisco recorría a menudo esos parajes con su cayado en ristre y su talego donde recogía lo que podía para los menesterosos, que no eran pocos en aquellos años ceheginenses, y era tal su humanidad que un día colocó un vaso muy limpio dentro del citado brocal para que quien llegase sediento, bebiese cuanto necesitara, lo malo fue que el primero que llegó se llevo el vaso…

Ermita del Sto, Cristo.
El hermano Francisco, religioso lego, conocido como Fray Pecador, murió en el Colegio de Misioneros Apostólicos, un 24 de junio de 1738, festividad de San Juan el Bautista. Sus restos están sepultados en la capilla mayor del Santo Cristo.
De cualquier forma, amigos, cada vez que pasen por aquella curva del Padre Pecador, (que no Pescador), acuérdese de la historia de este humilde frailecillo y si lo desean récenle para tener un feliz viaje.






Compartir en :
 
Back to top!