Desde mi Buhardilla Mesonzoica
Buscando...
domingo, 15 de mayo de 2016

San Isidro el labrador

Fiesta de san Isidro el labrador


San Isidro el labrador nació en el Mayrit musulmán, fue un labrador mozárabe que estuvo posiblemente al servicio de la familia Vargas y de otros tantos señores terratenientes de aquellos lares.
Parece ser que una de las primeras ocupaciones de Isidro fue la de pocero, o sea, cavar pozos, al servicio de la familia Vera hasta que se trasladó a trabajar a Torrelaguna, donde contrajo matrimonio con una chica del pueblo llamada María Toribia, conocida más tarde con el nombre de Santa María de la Cabeza, también declarada santa. Fruto de su matrimonio tuvieron un hijo llamado Illán. 
Al cabo de unos años la familia regresó a Madrid, para cuidar las tierras de la familia Vargas. Fue en ese momento cuando Isidro realizó las tareas de labrador y pasó a ser conocido popularmente como "Isidro el labrador". Falleció en el año 1130. 
Sobre la figura del santo se han vertido muchas narraciones populares. La más conocida es la que presenta a un hombre muy piadoso que tenía que soportar las burlas de sus vecinos porque cada día iba a la iglesia antes de salir a labrar el campo. A veces, Isidro llegaba algunos minutos tarde al trabajo y sus compañeros lo denunciaron al patrón Juan de Vargas, por holgazán., quien lo quiso comprobar personalmente, y un buen día se escondió tras unos matorrales a medio camino entre la iglesia y el campo. Al llegar le recriminó su actitud, pero cuando llegaron al campo, el patrón vio con sorpresa que los bueyes estaban arando ellos solos la parte que le correspondía al buen Isidro. Vargas entendió aquél hecho como un prodigio del cielo.


Así mismo, hay un relato que nos dice que en un año de sequía y temiendo por la rentabilidad de la hacienda de su amo, Isidro con un golpe de su arado hizo salir un chorro de agua de la tierra. Salió tanta agua que pudo abastecer a todo aquel Madrid.

Imagen de San Isidro (Cehegín)









El aprecio a San Isidro es notable para todas aquellas personas que trabajan en el campo, por lo tanto es el patrón de los campesinos y de los viticultores, así como de los ingenieros técnicos agrícolas.
Cabe recordar que bajo el nombre de "San Isidro" se organizan durante los días colindantes a su onomástica diferentes ferias agrícolas en numerosos pueblos de España.

Agricultores cehegineros con su cabalgaduras.
Y como no podía ser de otra manera, aquí en Cehegín también evocamos la figura de esta santo patrón. El sábado se honró al santo en la tradicional romería de S. Isidro, con desfile de caballerías y carrozas recordando las faenas campestres, y cuadrillas de animeros, cantando y bailando danzas tradicionales de la tierra. Como siempre corrió el vino y la pitanza.

Cuadrillas de animeros.

Y ya el domingo, se celebró la eucaristía en honor del santo patrón de los agricultores, a la intemperie de los parques cehegineros. 
Una referencia de esta fiesta es la famosa tormenta que cayó cierta tarde de mayo de 1960, cuando la procesión de San Isidro discurría por la Cuesta del Parador. Fue de tal magnitud la granizada que cayó sobre nuestra ciudad que no quedó un albaricoque de aquellas extraordinarias cosechas y que eran el sostenimiento económico de tantas familias cehegineras, en estas fechas ya un fruto afianzado…, los automóviles, algunos tejados u otros ornamentos quedaron señalados o abollados por el pedrisco. Pero lo más recordado fue el abandono del 'Santo' en medio de la cuesta del Parador, frente al estanco de Julián, y la huida de los fieles para protegerse como mejor pudieron ante la agresividad del torbellino. La imagen del pobre san Isidro sufrió una buena ducha y algún rasguño e incluso una de aquellas bolas de granizo fracturó uno de los dedos.

Romería del Santo.
Afortunadamente en esta ocasión el tiempo sí consintió la fiesta, permitiendo no sólo la procesión con el santo patrón de los agricultores, si no el resto de celebraciones.
Compartir en :
 
Back to top!