Desde mi Buhardilla Mesonzoica
Buscando...
lunes, 3 de abril de 2017

CALLE DE LA FORTUNA



CALLE DE LA FORTUNA

Siguiendo con las calles históricas y peculiares de Cehegin.



Hoy le toca a la ‘bienaventurada’ calle de la Fortuna, (denominada hasta 1853 calle de los Cortadores, se cambió al inicio del siglo XX por Ramón y Cajal, para volver a llamarse Fortuna en los 80), parece ser que el topónimo “Fortuna” viene dado a consecuencia de una epidemia de peste o cólera que afectó a todo el pueblo, excepto a dicha calle, que salió indemne; a partir de entonces los vecinos comentaban: -“Qué fortuna la nuestra al salvarnos del contagio”. Por aquella calle vivieron numerosos personajes locales: Salvorico el Quinto, pintoresco tendero de alimentación y ultramarinos, que con sus chistes pícaros seducía a sus clientas; y el ‘Nene de La Luz’, popular guardameta del Cehegín C.F. de los años 50, los domingos salía hacia el Armajal y los zagales le rodeaban preguntándole: -¿Nene, esta tarde qué…? y el Nene comentaba: “esta tarde me voy a tirar a las luces…”-



También habitó un querido practicante local: Juan el Párraga, así mismo estuvo ubicada la oficina de Correos dirigida por don Adrián. Enfrente vivió Pepe el Fresco y Andrés de María la Paz, tío del poeta Carranza. Y más abajo estaba la casa de Juanico el Pollo, antiguo administrador de las Boticarias y secretario interino del juzgado, sigue la fachada familiar de Juan Catarrás, acreditado fabricante de embutidos y helados. Y ya desembocamos en la Cuesta del Parador…. y al otro lado el barrio del Cabezo, pero de eso hablaremos otro día.


Compartir en :
 
Back to top!